Ágape: El Amor Divino

Así pues, el Maestro Perfecto muestra prácticamente el modo natural de experimentar sus cuatro manifestaciones dentro de cada ser humano a través de la meditación
en esa experiencia interior, a la que siempre tenemos acceso una vez que el Maestro
«ha abierto la puerta».
Esta «puerta» comienza a abrirse en la vida de un sincero buscador, cuando éste
acude a escuchar Satsang (etimológicamente: compañía de la Verdad. Sat = Verdad;
Sang = compañía), lo cual sucede, no únicamente por propia decisión, sino que en realidad es conducido allí por la invisible mano y la voluntad del Maestro Perfecto; atraído por El en un acto de Su Infinito Amor.
Bhagavat Gita

Generalmente todo lo que cree la gente acerca de qué es el amor, está errado, porque tales concepciones se basan en estereotipos transmitidos desde los medios masivos de comunicación.

Por eso te invito a recibir una nueva perspectiva, pero para eso primero es indispensable…

¡Vaciarte de ideas obsoletas!

Estamos de acuerdo en que se ha educado a la humanidad de una manera tal, que hasta es extraño hallar a alguien que exprese haber encontrado a su Verdadero Amor.

Y por el contrario hay personas cada vez más desconectadas en sus relaciones de lo más esencial, de todo aquello que es lo Real, esperando que el otro cambie o dándole la enorme responsabilidad de su propia «felicidad».

Pero, ¿por qué? ¿Será que la humanidad posee estándares del «amor» que solo producen frustración? ¿Será que cupido es otro invento más de la mátrix para fomentar la distracción?

Es hora de que las personas dejen de romantizar el amor, imaginarizándolo con la historia del «Y vivieron felices por siempre»

Amor sufrido, un cuento que muchos compraron:

Romeo, Julieta y un Cristo crucificado. ¡En la misma escena!

Todos conocen la historia de Romeo y Julieta -uno de los cuentos de amor más populares- y también más sufriente y deprimentes.
Y no, eso tampoco es el amor.

Ya no te creas ese cuento del amor sufrido. Tampoco te permitas confundir al amor con el dolor, porque el amor es dicha y no sufrimiento.

Existen muchas personas que creen que la medida del amor, se basa en qué tanto has sufrido por alguien. Sin embargo ese tipo de «sufrimiento» solo alimenta a un ego que se identifica con ser una víctima.

Una víctima que siente que sufre a causa de la existencia, del hacer o no hacer de otro.

Es fácil comprender por qué muchas de las personas que están identificadas con las religiones -principalmente la católica- tienden a ser personas que fácilmente se sienten víctimas de todo lo que les sucede, pues sus mitos fundamentales así los programan.

El cristianismo difunde como si fuese un emblema honorable el momento terrible de la crucifixión de Jesús, asociando aquél evento con el sacrificio para salvar a los demás.

Te aseguro que el destino de tu alma descansa en tus decisiones y no en lo que hizo un Maestro hace dos mil años.

Eso es lo que hace que tanta gente idealice al amor sufriente…

Basta con estos dos ejemplos para que las personas vean completamente normal «sufrir por amor».

Pero la necesidad de identificar al amor con el sufrimiento pertenece a un mito. Existen muchos más mitos entre los cuales elegir.

Por ejemplo, existe otro mito no aprobado por la religión católica, que es el Cristo y su relación mágica y alquímica con María Magdalena.

Si tal mito no es popular, solamente es porque no está alineado con los intereses de quienes difunden a un Cristo célibe.

¿Qué enseñaron los Maestros sobre el Amor?

Quien no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.
1 Juan 4:8, ESV

Ágape (ἀγάπη, agapē) es el término greco-cristiano que se refiere a la forma más elevada del amor.

Ágape es la palabra que Jesús utilizaba para referirse al amor, aunque la palabra amor no define completamente el significado de la palabra ágape.

Que no se confunda el amor fileal (amistoso o familiar) con el amor ágape, que se refiere al amor desde una decisión consciente al respecto de aquello que se desea amar. Por ejemplo, el amor inmenso, pleno y reciproco que generó Cristo tanto por la Divinidad como por María Magdalena.

Si de Verdad Deseamos conectar con lo que enseñaron los Maestros sobre el amor, eso implica conectar con la enseñanza Iniciática que es el único Camino que nos enseña la importancia del Amor (Ágape) en nuestras Vidas, de escucharnos a nosotros mismos, de estar atentos y conscientes de lo que hablamos y desde donde lo creamos ya que es lo que atraemos a nuestra Realidad con todo lo que decimos.

Que todo lo que hagas se haga en amor.
1 Corintios 16:14

No hay algo fuera del hombre que al entrar en él pueda contaminarlo; sino que lo que sale de adentro del hombre es lo que contamina al hombre.
Marcos 7:15

Esto es, porque el Maestro Jesús perfectamente comprendía que la palabra crea la Realidad, de ahí la urgencia de considerar que nuestra palabra sea impecable, no solo cuando estemos frente a alguien que si nos escucha, sino siempre con un desde donde proveniente del amor en nosotros mismos.

Es preciso saberse amar a sí mismo, con amor sano y saludable, para saber soportarse a sí mismo y no vagabundear.
Zaratustra.

Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; así como yo os he amado, también vosotros debéis amaros los unos a los otros.
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os amáis los unos a los otros.
(Juan 13:34-35)

El amor, es un impulso que nos hace Desear ir más allá de lo material, cuando experimentamos algo desde la belleza.
Platón.

Esta descripción del amor según Platón, me hace contemplar más certeramente la posibilidad de la Iluminación al lograr ir más allá del Amor.

Dedica tu vida a la demostración de que el amor es la cosa más grande del mundo. […] El amor es el antecesor de toda bondad espiritual, la esencia de lo verdadero y de lo bello.
Jesús, El libro de Urantia, 192:2.1 (2047.5)

El amor es una de las bendiciones más puras que el Más Misericordioso ha otorgado a la humanidad.
Fethullah Gülen (Erudito teólogo y filósofo islámico contemporáneo)

El miedo es tan sólo una cara de la moneda de la vida, cuyo reverso es el amor.
El amor es la llave que ha usado el Maestro, en todas las épocas, para abrir el corazón de sus devotos.
Tal hombre que, llegando la hora de abandonar su cuerpo, está en unión con el Amor y el Poder que le da vida, con su mente en perfecta concentración, manteniendo su fuerza vital en medio de sus cejas, en verdad va al Espíritu Supremo:
El Espíritu Supremo de la Luz.
Bhagavat Gita

Vibración, la palabra en el agua:

Las palabras son energía creativa en acción cuando hablamos.

Basta con observar la investigación realizada por el científico Masaru Emoto con su proyecto: La Vibración de la palabra en el agua.

En su investigación observo por el microscopio la reacción del agua ante palabras de odio y amor, siendo evidente el resultado tras congelar el agua y observar los patrones que se grabaron.

Analicemos ahora, muy conscientemente ¿Hasta dónde abarca conocer lo que es el amor?, ya que no solo es lo que dices, si no desde dónde lo dices. Eso es lo que hace la diferencia entre una imagen y la otra.

Por lo general las personas asocian al odio con ira, miedo, desprecio y cuando se habla desde ahí simplemente no hay armonía. (véase imagen de odio)

Por el contrario cuando hablas de amor, lo asocias a lo que más te gusta, lo que más disfrutas, lo que te hace vibrar. (véase imagen de amor)

¿Qué tiene que ver el bien decir con el amor?

Que solo el Verdadero Amor logra impulsar el cambio tan radical que se propicia al hablar conscientemente.

Indudablemente para que una persona se interese en hablar correctamente, es porque inició un camino interior que le permitió encontrar la Verdad dentro de sí mismo.

Eso nos abre la puerta a la valiosa oportunidad de encarnarnos a nosotros mismos desde la mejor versión posible.

La Versión Divina.

La Versión más Divina se presenta cuando vamos más allá del Amor, cuando nos damos cuenta que el Verdadero cambio comienza de adentro hacia afuera. Porque si solo te enfocas en resolver las cuestiones cuando ya te explotaron en la realidad, se repetirán hasta que te des cuenta, qué es lo que en ti genera que te acontezcan esas experiencias.

Lo importante aquí es que comprendas que solo tienes el papel principal de tu Vida cuando te haces consciente de dictar las condiciones de la Realidad que experimentas. Es una de las cosas que parecen más difíciles de lograr.

Sin embargo somos fuentes infinitas de amor cuando encarnamos a la Divinidad en nosotros. Esa versión que dicta las condiciones que desea en su realidad, y no el humano que se somete a las condiciones dadas.

Retornando al Camino Sagrado:

Mucha gente da por hecho que ya se ama así misma, solo por cumplir con las necesidades básicas de su humanidad.

Eso no es amor.

El Amor eres Tú, cuando te permites aceptarte y amarte como eres, cuando logras reconocer tus errores y te atreves a cambiarlos, el amor eres tu cuando logras diferenciarte de los demás, siendo tu versión mas auténtica, el amor eres tú viviendo la realidad que siempre has Deseado, el amor eres tu cuando reconoces la Divinidad que también existe en los demás.

¡El amor eres tu cuando haces con tu Vida un arte al vivirla! El amor eres tú cuando entiendes que lo que te des a ti mismo es lo mismo que le darás a los demás.

Ahora yo te invito a a responder estas preguntas…

¿Tienes la Vida que siempre has Deseado? ¿Tus logros están relacionados con lo que disfrutas hacer? ¿Solo estas cumpliendo estándares y objetivos para alguien mas? ¿Estás nutriendo tus sueños o los de alguien más? ¿Tienes a tu lado un compañero/a que Amas y Deseas?

Aquí se hace presente el amor propio, el que nos enseña que si no estas logrando obtener lo que Deseas es por que no te estas amando lo suficiente ni eres tu propia prioridad.

¿Cuántas veces dices «si», queriendo decir «no»? ¿Cuántas veces dices que harás algo en tu beneficio y no lo cumples? ¿Cuántas veces callas lo que piensas por miedo al rechazo?

Encuentra donde tienes tu deuda contigo mismo y sáldala.

Nadie vendrá a curar tus heridas del pasado milagrosamente, así que hazte cargo de tus heridas, de tu desamor y abraza tus carencias y conscientemente transfórmalas en amor. Lo logras cuando te amas incondicionalmente, cuando te das a ti mismo el Amor que siempre has buscado desesperadamente encontrar en los demás.

Qué dicha cuando descubres que lo que buscabas, siempre había estado dentro tuyo.

Dicen que nos enamoramos de quien tiene lo que creemos que nos hace falta. Es terrible generarnos relaciones amorosas desde la falta o la necesidad.

Por esa y otras muchas cosas que se dicen es que creo que es mucho más sabio reconocer como funciona el psiquismo humano, y no querernos guiar por el mito de turno, un ejemplo muy claro es el de cupido (un ángel que con sus flechas logra que cada quien se enamore de la persona que a él le plazca) por que definitivamente, la enseñanza del Ágape es que tú te tomes a la tarea de enamorarte de quien tú decidas.

Definitivamente siempre es preferible elegir lo que más te convenga. Tú tienes la decisión de elegir qué mitos vivir.

Comentar Esta Publicación