Búsqueda y Encuentro de Visión en la Montaña (Parte I)

Cuando inicie mi camino Espiritual, cargaba en la espalda con un montón de problemas, mi relación laboral era terrible,  me hacía sentir cansada, desganada y sumergida en la rutina. Y aunque a pesar de que no me gustaba aquello a lo que dedicaba mi tiempo -llamándolo «trabajo»- tuve la oportunidad de conocer a muchas personas muy valiosas de las que aprendí mucho y  afortunadamente algunas todavía forman parte de mi presente.

Hace 3 años estoy con mi esposo Cristian y en esta relación me permití tener un cambio Verdaderamente mágico con respecto a la pareja, ya que de todas mis relaciones anteriores, había terminado decepcionada y sobre todo triste y desvalorizada. Ya que no había logrado integrar a mi masculino Verdaderamente. En este sentido ahora me siento valorada, feliz y cada vez más plena.

Las relaciones familiares no iban muy bien, por que cuando decidí tomar un camino que no era precisamente el que mi familia o seres cercanos querían para mí, si hubo algún tipo de distanciamiento; por el motivo que gustes, llámalo amor, envidia, religiosidad o simplemente hacerlo por algún tipo de manipulación inconsciente…
O quizás por la ignorancia que por lo general viene acompañada de «buenas intenciones» porque así es hacer las cosas desde el ego (cuando no nos atrevemos a cuestionar por que queremos imponer lo que creemos que es mejor para alguien más).

Porque cuando se hacen las cosas Verdaderamente, sabes que vives en congruencia con lo que piensas, lo que dices y lo que haces.

Y eso te hace sentir valioso por que sabes que te estas haciendo Responsable de las consecuencias de las decisiones que tomas y tienes el valor de aceptar cuando no estas creciendo, o cuando te das cuenta que si no haces cambios Reales simplemente la realidad no cambia.

Lo que quiero compartir con esta experiencia es precisamente algo maravilloso que me permití Vivir tras decidir subir a la montaña de Tapalpa a hacer mi primer Búsqueda/Encuentro de Visión.

Después de muchas Ceremonias, rituales, talleres y cursos; la Enseñanza que seguía era subir a la Montaña
Se dice fácil, pero hacerlo posible, vivirlo y lograrlo tiene su mérito.

Créanme cuando les digo que es todo un logro, porque si hay que tener suficiente valor para realizar una Ceremonia que consiste en acampar 5 días en total soledad; acompañado de tu casa de campaña, tu sleeping y tus 365 rezos de tabaco que estarán alrededor tuyo.

Sin agua y sin alimentos.

Antes de iniciar la Ceremonia, me entregaron un pedazo de tamarindo. Ya que las semillas que tiene se utilizan para generar salivación y así no sufrir tanto la sed.

Todo este proceso fue una gran preparación para evaluarme que tanto puedo sostener mi palabra y lograr hacer algo que pareciera imposible de ser, para muchas otras personas. Y que precisamente hacer algo que parece imposible es el gran aprendizaje que obtuve de haber estado en la montaña, en tan hermoso y mágico proceso de transformación.

Todo comenzó con los 365 rezos (las intenciones o propósitos). Los rezos se preparan con tabaco molido que luego se cuelgan a lo largo de un hilo rojo y  después se enrollan alrededor de un bastón de madera.

Llegamos dos días antes de subir al campamento mi esposo y yo, con muchas amistades muy cercanas y otras nuevas que se volvieron entrañables.

Una semana antes tuvimos la oportunidad de cantarle y rezarle al árbol que cada quien eligió para sembrarse a su lado durante el proceso.

Preparándonos mentalmente y físicamente para la experiencia ese fin de semana y  ya nos encontrábamos listos para subir a la montaña desde el lunes hasta el viernes.

El domingo por la noche los organizadores nos agasajaron con un festín de comida vegetariana deliciosa y después a descansar.

¡Ese lunes en la mañana, por fin había llegado el día de sembrarnos! 

Continuará…

 

 

 

 

 

 

 

Comments

  1. Pingback: Encuentro de Visión 2da Parte. | Ser Divina

Comentar Esta Publicación