Experiencia en el Tanque de Flotación de DreamStudio

En la provincia de la mente, lo que uno cree que es verdad, o es verdad o se convierte en ella dentro de ciertos límites. Estos límites se encuentran experiencial y experimentalmente. Cuando se determinan los límites, se descubre que son creencias adicionales para ser trascendidas.
En la provincia de la mente no hay límites.
John C. Lilly

John C. Lilly inventó en 1954 a los tanques de flotación en el marco de una investigación sobre la comunicación entre especies.  Ocurrió que en aquella época un grupo de científicos tuvo la sorprendente idea de establecer comunicación con delfines.

A mediados del 2017 llegó el primer cumpleaños que celebraría con quien ahora es mi esposo, Cristian.

Quería sorprenderlo con el regalo que le daría, simplemente quería encontrar algo diferente y singular por que él representa Eso para mi.

Recordé que en una de nuestras primeras conversaciones, cuando comenzaba a conocerlo mejor -donde cada vez más y más cautivaba mi atención y me enamoraba de su personalidad y su inteligencia tan seductora- menciono que deseaba tener una experiencia que me sonó super particular.

Había leído sobre ella en un libro del escritor ya citado John C. Lilly.

¿Cuántos de ustedes han escuchado sobre las cámara de aislamiento sensorial?

Me pareció super interesante así que decidí investigar más sobre el tema:

Los tanques de aislamiento son tanques oscuros e insonorizados, se asemejan a una bañera grande cerrada, en donde el fondo del tanque se llena con aprox. 700 litros de agua saturada con 400 kg de sal (sulfato de magnesio) a la temperatura de la piel. La intención es proporcionar un ambiente ideal para que la persona flote, esté libre de la luz, ruido y contacto, permitiendo que ciertas áreas del cerebro al ser liberadas de estímulos externos, (la cámara es totalmente oscura y se proveen tapones para los oídos) puedan enfocarse internamente y la mente pueda concentrarse en sanación, meditación, relajación superación personal, creatividad y como canalizador de medicina alternativa (Fuente).

¡Parecía que el Universo conspiraba a mi favor! Tres meses atrás se inauguraba en Guadalajara DreamStudio. Un centro holístico donde el principal atractivo son los Tanques de flotación.

Sería positivo que en este país existan más sitios como éste…
¡Por Un México Inteligente!

Llame por teléfono para solicitar más información, y me ofrecieron una sesión doble en la que podríamos Vivir la experiencia los dos al mismo tiempo, en diferentes cámaras de flotación.

Llegado el día de su cumpleaños, asistimos muy emocionados al centro holístico.

¿Qué fue lo más impactante de mi experiencia en el tanque de flotación?

Describiré primero que el procedimiento es simple. Cada quien ingresa en su habitación, y en cada una de esas habitaciones hay uno de estos tanques de aislamiento sensorial.

Te quitas la ropa hasta la desnudez y luego entras a la cápsula.
Un mecanismo automático hace que tras 5 minutos de cerrar la puerta se apaguen todas las luces en la habitación.

Fueron 2 cosas en particular las más impactantes.

Lógicamente en un primer momento estaba todo oscuro, y dado que se trata de un ambiente insonorizado tampoco hay ruidos.
Se llega a un punto en el que ya no existen los estímulos externos.

Recuerdo que llegó un momento en el que me cansé tanto de cargar la cabeza. Tenía miedo de que si no la sostenía se sumergiría en el agua.

Hasta que simplemente me cuestioné: ¿Por qué me duele tanto el cuello?

Me acuerdo de que me había cansado de tener rígida la cabeza. Hasta que decidí relajarme y confiar.

Inmediatamente comencé a poner mi atención en mi respiración, y en los latidos de mi corazón.

Era el único sonido que había y resonaba muy fuerte.

Mi integración al agua era tal, que sentía como si flotase en el espacio exterior, o en la atmosfera.

Estando allí era sencillo pensar en lo fácil que sería perderme en la inmensidad del espacio infinito.

Perdí la noción del tiempo.

Llegó un momento en el que tuve miedo. Sentí como si me fuese a disolver de verdad.

Llegaron a mi varias imágenes de monstruos. Imágenes desagradables. Cosas que a cualquiera le provocarían miedo.

Al abrir o cerrar los ojos -estando todo obscuro- era fácil imaginar cosas.

Hasta que decidí hacerme consciente de lo que estaba creando, e imaginé la imágen de un demonio desagradable.

Le dije: –Y, ¿tú qué haces aquí? Nada puedes hacerme, si eres mi creación.

Me di cuenta de que no quería estar viviendo eso, y decidí reorientar conscientemente mi experiencia.

Volví a concentrarme en el ritmo de mi respiración.

Mientras lo experimentaba sentía que estaba escuchando una melodía interna.

Una canción que quizás no siempre escucho por los ruidos y distracciones del mundo exterior.

Escuché la música de una guitarra. Escuchaba perfectamente que eran acordes de una guitarra.

Experimenté esta percepción como quien ve una estrella y sabe que la puede alcanzar si se dirige a ella.

Me sorprendió; lo viví como una Revelación Divina.

Cuando escuchaba los acordes…

Sentía la vibración del sonido de la música en el agua, y como si se transmitiera desde mi corazón hacia afuera.

Se crearon condiciones maravillosas.

Mi conexión con el agua hizo que de pronto me sintiera otra vez en el vientre de mi madre.

Lo experimenté como algo muy terapéutico, llegar al punto de hacerme consciente incluso de aquél momento de mi vida.

Si yo te pregunto a tí, ¿recuerdas cuando estabas en el vientre de tu mamá?

Lo más probable es que me digas que no.

Lo vi como una oportunidad de un renacer más consciente.

Me acuerdo que pensé que es algo brillante elegir con qué dones renacer. Y realicé una elección consciente acerca de qué talentos desarrollar en mi Nuevo Ciclo.

¿Quién dijo que es imposible darse a Luz a una misma? 

Comentar Esta Publicación